Tierra dulce

En esta clase abrimos el cuerpo con suavidad para dejar que la energía de la tierra nos nutra. Trabajamos posturas que nos ayudan a mantener los pies en la tierra y a desentumecer las caderas. Esta práctica nos recuerda lo importante que es mantener la conexión con nosotro/as mismo/as y respetar los ritmos de la naturaleza. 

Duración: 32′

Intensidad: Media

Partes del cuerpo trabajadas: lumbares, dorsales, glúteos,  piernas, caderas, pecho, hombros.

Puedes ver el video en Vimeo aquí