Sentir la intensidad

Las palabras tienen un significado y un efecto mental. Así, ante la palabra dolor podemos cerrarnos y bloquearnos. Y , ¿si cambiamos el concepto de dolor por el de intensidad? Y ¿si afrontamos el parto y la maternidad como un reto en el que evolucionar? Saber que la intensidad que viviremos en el parto es parte de nuestra fuerza interna que ayudará a nuestro bebé a nacer puede convertir esa intensidad en una aliada. Acercarnos al parto con curiosidad e ilusión en vez de con miedo nos ayudará a tener una experiencia más positiva. Material: 1 manta.

Duración: 31′

Intensidad: Media

Partes del cuerpo trabajadas: hombros, dorsales, costados, brazos, piernas, caderas,  suelo pélvico.

Puedes ver el video en Vimeo aquí