Inspira paciencia

Esta práctica te ofrece un momento de pausa y de conexión contigo misma y tu bebé. Liberamos la zona de las caderas, sensibilizamos el suelo pélvico y el músculo iliopsoas y estiramos los gemelos. Abrimos el cuerpo recordando la importancia de inspirarnos para poder maternar desde un lugar sostenible y auténtico. Si maternar es dar constantemente, ¿de dónde recibimos esa energía que ofrecer a nuestras criaturas? Un espacio sagrado donde recargarnos e inspirarnos. Material: 1 manta.

Duración: 36′

Intensidad: Media

Partes del cuerpo trabajadas: piernas, caderas,  suelo pélvico, costados, lumbares.

Puedes ver el video en Vimeo aquí