Torsiones depurativas

Esta clase tiene como intención hacernos renacer tras una etapa de hibernación. Nos invita a cambiar de piel y renovarnos al cambiar de etapa, de estación. Antes de resurgir, nos depuramos, liberamos toxinas del organismo. Las torsiones nos facilitan la depuración: escurrimos el cuerpo y nos regeneramos. Tras depurarnos nos abrimos a nuevas expresiones y maneras de SER. Como la flor de loto o el nenúfar; se cierra y se hunde en el agua y después se alza sobre el agua sucia abriéndose y renaciendo.

Duración: 85′

Intensidad: Media

Partes del cuerpo trabajadas: lumbares, dorsales, costados, pecho, piernas, brazos, caderas, glúteos, abdominales.