Sin empujar, por favor

Esta práctica suave ayuda a desbloquear la espalda y liberar la zona de las caderas. Nos recuerda la importancia de alternar la actividad intensa con el descanso para que nuestro organismo se restaure sin obstáculos. Desactivar el piloto automático para no pasar por alto lo que nuestro cuerpo nos comunica. En definitiva, soltar rigidez y exigencia tanto física como mental buscando muchos apoyos y espirando con suavidad.

Material: bloques/cojin y mantas.

Duración: 55′

Intensidad: Suave

Partes del cuerpo trabajadas: cervicales, dorsales, lumbares, costados, caderas, pecho, hombros. 

Puedes ver el video en Vimeo aquí