Fluyendo libremente

Normalmente sentimos que fluimos cuando las cosas van cómo deseamos o cuando las cosas salen «bien». Pero ¿qué ocurre cuando las cosas no se desarrollan cómo esperábamos? Esta práctica te invita a ampliar la actitud de fluidez y la aceptación. Fluir no solo con lo agradable y positivo, sino también con la dificultad y los retos. A través de la respiración y la atención plena podemos modificar nuestra actitud interna y nuestra manera de vivir. Y es que, así cómo respiramos, así vivimos. 

Material: mantas, cojines y antifaz.

Duración: 20′

Intensidad: Suave

Partes del cuerpo trabajadas: cuerpo-mente, sistema respiratorio. 

Puedes ver el video en Vimeo aquí