Cada momento tiene un regalo

En esta práctica de yoga nidra ponemos la intención de abrirnos a cada momento. Cultivamos una actitud de aceptación que nada tiene que ver con la resignación. Desde la aceptación decimos sí a la vida y ponemos en práctica ese refrán de: «si la vida te da limones, haz limonada» La aceptación va de la mano de la resiliencia y es través de ella que nos hacemos fuertes y flexibles internamente.

Material: mantas, cojines y antifaz.

Duración: 28′

Intensidad: Suave

Partes del cuerpo trabajadas: cuerpo-mente, sistema respiratorio. 

Puedes ver el video en Vimeo aquí